Troyanos

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Loading ... Loading ...

A menudo navegamos por la web totalmente desprotegidos y sin darnos cuenta que estamos siendo víctimas de ataques de virus troyanos. Estos agentes maliciosos pueden causar severos daños a nuestro ordenador desde la pérdida de valiosos datos hasta fallas en el funcionamiento del equipo.

Es muy importante que te mantengas informado y alerta el tiempo completo que utilizas internet y descargas programas desde sitios desconocidos. Es por ellos que desde AntiVirus.es preparamos este pequeño informe donde encontrarás todo lo que necesitas saber sobre este tipo de malware, cómo actúan y los diferentes métodos para eliminar troyanos y limpiar tu PC por completo.

¿Qué es un Troyano?

troyano

Antes de entrar en detalles, hay que dejar bien en claro qué es un troyano:

Un Troyano, o también conocido como Caballo de Troya (Trojan Horse) es uno de los códigos maliciosos más peligrosos del mundo de la informática. Su nombre proviene del famoso relato de la mitología griega: “El Caballo de Troya”. Resulta que este agente se encuentra oculto dentro de otros programas que descargamos ingenuamente, pensando que son aplicaciones legítimas y libres de virus.

Troyanos y Virus

Es importante destacar que al hablar de TROYANOS no nos estamos refiriendo específicamente a un VIRUS. De hecho un troyano puede ser cualquier tipo de Malware (spyware, adware, etc.) y, como decíamos anteriormente, se los denomina de esta forma por el método de propagación con el que infectan a los ordenadores.  Al menos es un punto a favor que podemos encontrar, ya que no son capaces de multiplicarse entre PC y PC por sí solos (de manera viral), sino que es necesario que el usuario descargue el programa que contiene el  troyano para ser víctimas de su ataque.

Hoy en día, los Troyanos representan más del 80% del total del Malware en todo el mundo, es por ello que no debemos restarle importancia a este invasor.

¿Cómo actúan y qué fin tienen los Troyanos?

virus troyanos

Los troyanos crean una “puerta trasera” (backdoor) por la cual, otro servidor remoto, es capaz de acceder a la  administración de nuestro ordenador sin permiso. A partir de esto, es capaz de instalar programas nuevos, modificar los ya existentes y hasta controlar tu teclado o las acciones que realizas con el mouse, entre otras cosas.

Generalmente los Troyanos son creados por empresas de software que se “meten” en nuestro sistema para instalar sus productos sin que nosotros lo hayamos solicitado, enviarnos spam o bien para extraer información sobre nuestro comportamiento como usuario.

Por otra parte, encontramos aquellos “piratas” con intenciones que van mucho más allá que simplemente ingresar a nuestro ordenador para promocionar sus productos, sino que buscan extraer datos bancarios, de tarjetas de crédito o información personal.

Cómo Eliminar Troyanos

Lo más peligroso de los Troyanos es que, por lo general, no son visibles para los usuarios. Será necesario entonces que tengas en cuenta ciertas consideraciones para detectar troyanos darte cuenta si tu PC se encuentra infectada:

  • •    Haz memoria y piensa si has descargado un programa de una fuente desconocida. A partir de esto, fíjate si notas algún comportamiento fuera de lo común en tu ordenador, por ejemplo: la PC se reinicia sola o aparecen ventanas emergentes con publicidad de la nada.
  • •    Desde Herramientas>Opciones de Carpeta>Ver:
    • **      Desactiva la opción que viene por defecto con tu Sistema Operativo de Windows de “Ocultar extensiones de archivos conocidos”
    • **      Activa “Mostrar archivos, carpetas y unidades ocultos”

    De esta manera podrás notar cualquier elemento extraño que tengas alojado en tus directorios

  • •    Finalmente, la mejor opción es contar SIEMPRE con programas para eliminar troyanos, como anti troyanos o antivirus, entre los cuales te recomendamos descargar Kaspersky, NOD32 o AVG.

Desde Antivirus.es esperamos que este informe haya sido de gran utilidad y sirva como guía para tu batalla “contra troyanos”. ¡Mucha suerte!